La mejor prevención, una buena higiene dental

15 de January del 2019

Como casi todo, para poder tener los mejores resultados en el mejor tiempo, la importancia no reside en un gran ataque, sino en un buen plan de prevención. Y la odontología no es menos. Por ello es importantísimo, para conseguir la mejor salud bucodental, tener unos buenos hábitos de higiene dental, y lo más importante, ser constantes en ellos.

Algunos de los pasos básicos a tener en cuenta, es tener unas buenas “herramientas”, un cepillo que se adapte a las necesidades de nuestra boca, una buena pasta de dientes que limpie en profundidad y ayude a terminar con las caries, un colutorio que se adapte a nuestras necesidades, hilo dental encerado para una limpieza más en profundidad, y, por último, en caso de ser necesario, cepillos interdentales.

  • El cepillo de dientes tiene que adaptarse a las necesidades de cada paciente, esto quiere decir que, si se ha realizado alguna cirugía o se tiene unos dientes con una baja capa de esmalte, o mucha sensibilidad dental se debería utilizar un cepillo suave, para no dañar o empeorar algunos de estos síntomas. En caso de ser pacientes sanos, podrán elegir entre filamentos de dureza media o dura, según el tipo de limpieza que se prefiera. Aunque, se elija el que se elija, lo que se coincide en todos es que, periódicamente, cada 3 meses, o cuando los cepillos comienzan a perder su forma, deberán de ser sustituidos por unos nuevos, ya que si no, pierden su utilidad, y, además, se convierten en un nido para las bacterias.

  • El colutorio o enjuague bucal es el mejor aliado del lavado de dientes diario, junto al cepillo y la pasta. Tanto para una boca sana, para terminar con todas las bacterias, y hacer el efecto de frescor y de buen olor más estable, como para una boca con problemas específicos, este enjuague puede ayudar. Por la formulación de muchos, no sólo con elementos como la menta o la hierba, sino con más específicos, como antibacterianos, antiinflamatorios o incluso más suaves para bocas delicadas, pueden hacer que, un ligero malestar desaparezca, o que una pequeña caries no crezca más hasta la visita al dentista que termina con ella. Además, lo bueno de este enjuague es que, aunque lo perfecto sería utilizarlo dos veces al día, con una sola, o bien a primera hora, o a última, tras la cena, este producto hace efecto y nos ayuda a mejorar la salud bucodental.

  • El hilo dental es el gran desconocido para muchos, todavía hay un porcentaje de los pacientes que no lo usan, y otro que, no saben para qué sirve. Gracias a este pequeño hilo, se pueden retirar los restos de comida que quedan encajonados entre los dientes, causantes de, entre otras muchas cosas, el mal aliento, o, las caries interdentales. Esto último significa, que, aparecen caries entre dos dientes, que son más difíciles de eliminar correctamente, y, además dañan dos piezas, por lo que el riesgo de poder padecer una endodoncia se multiplica. Estos problemas disminuirán considerablemente, si, nos acostumbramos a pasar el hilo dental entre cada hueco de los dientes tras cada comida, ya qué, restos quedan siempre, intensificandolo tras la ingesta de productos dulces y viscosos.

  • Por último el cepillo interdental, es una herramienta de limpieza que, si bien es muy útil, no es aconsejable el uso sin la supervisión de un especialista. Es un cepillo mucho más pequeño que los dentales, con una parte metálica y pequeñas cerdas que, cuando se introducen en los espacios dentales más grandes acaba con todo los restos de comida que se acumulan ahí, aunque, no se debe utilizar en todos los espacios bucales. Hay personas, que, deben utilizarlo diariamente, como los pacientes que llevan ortodoncia fija, ya que, con la limpieza habitual no se acaban con todos los restos de comida, así como las personas que sufren gingivitis o periodontitis, ya que, para ellos es vital acabar con todos los restos de comida, para no sufrir más inflamaciones.

Conociendo todos los utensilios que tenemos a nuestra disposición, es mejor tener una buena higiene dental, además, para nuestros pacientes, en las clínicas contamos con el apoyo de los mejores profesionales para resolver todas las dudas que puedan surgir, y, ofrecer ayuda personalizada para mejorar la limpieza diaria, aconsejando cuales son las herramientas más aconsejadas en cada caso.