Ortodoncia, ¿ Porqué es tan importante en adultos?

5 de February del 2019

 La ortodoncia es uno de los tratamientos más habituales en todas las clínicas dentales, sobre todo en los más pequeños de las casas, aunque, cada vez son más los adultos que se someten también a esto, ya que, aunque puede parecer que sea tan sólo por una cuestión estética, detrás, también hay muchas cuestiones médicas.

Es por ello que, si estás planteandote si someterte él, y más, teniendo en cuenta su duración, es mejor que sepas las cuestiones por las que es importante que si se ponga en práctica.

Lo primero, para saber si se necesita un tratamiento de ortodoncia es ir al dentista, para que examine la boca, y, distinga las deformidades dentales o bucales que se tienen, y, cual es el tratamiento que mejor se adapte.

Muchas personas dan por perdida la posibilidad de someterse a uno de estos procesos médicos por ser demasiado tarde, o tener piezas dentales sustituidas, pero, en realidad, cualquier momento es bueno para tener por fin una dentadura en buenas condiciones.

Algunos de los problemas que se busca solucionar con la ortodoncia es la maloclusión dental, que, por un mal cierre de la boca, puede dar mal un desgaste de las piezas dentales, que puede llevar a tener problemas de mandíbula, o la pérdida de estas piezas.

El problema de maloclusión, y, por lo tanto la necesidad de la ortodoncia tiene diversas causas, siendo, una muy frecuente la hereditaria, y según cómo modifique la mordida tendrá una solución u otra. Los problemas más comunes que se encuentran en las clínicas dentales son:

  • La sobremordida, que es cuando las coronas de los dientes superiores cubren de forma casi completa las coronas inferiores.

  • La submordida. Esta deformación, además de los problemas internos que tiene, también es visible desde fuera, ya que los pacientes tienen la mandíbula como la de un bulldog, ya que sus dientes inferiores sobresalen por delante.

  • La mordida cruzada, que es uno de los problemas más comunes, cuando los dientes superiores por una pequeña diferencia, no caen exactamente delante de los inferiores anteriores.

  • En la mordida abierta se da un espacio entre las dos superficies de mordida, ya que, aunque la parte trasera de la mandíbula si está cerrada, los dientes delanteros quedan abiertos.

  • línea media desplazada. Imagina que la cara  está dividida en dos partes iguales, esta raya debería pasar por el centro de los dientes superiores, y, a la vez por los dientes inferiores. Si esto no ocurre, no hay una alineación correcta de la boca.

  • Espaciamientos, cuando existe separación entre los dientes, que no ocupan todo el espacio, o que se han movido al perder una pieza dental.

  • Apiñamiento, que es cuando los dientes son muy grandes para el espacio que hay en la mandíbula.

En todas estas ocasiones, los pacientes necesitarán una ayuda, bien en forma de ortodoncia, que, por sí misma podrá solucionar el problema, o, incluso, puede necesitar alguna cirugía, ya que, al no encontrarse en la etapa de crecimiento de huesos, sus modificaciones son más difíciles, y, es por ello, que, los tratamientos en adultos son más largos que en cuando se realizan en las etapas infantiles.

Lo que sí hay que tener muy claro es que, en cualquier tratamiento es de vital importancia contar con una boca sana, y, por ello, no se pueden olvidar las visitas rutinarias al dentista, para que valore, tanto el efecto del tratamiento, como, el estado de la boca.